El proceso de creación de "Dragon Ball Super", explicado por Masatoshi Chioka

(Hiroyuki  Sakurada (productor) - Masatoshi Chioka (director) - traductor)

El director de la primera temporada de Dragon Ball Super, Masatoshi Chioka, impartió una clase magistral en el Salón del Manga de Barcelona el pasado sábado 11 de Noviembre. En ella, explicó el proceso de creación de la serie, y más concretamente del opening de la primera temporada, un proceso también aplicable a cada uno de los contenidos de los episodios de la serie.

Lo primero que hizo Masatoshi Chioka fue mostrar el primer opening de Dragon Ball Super al público, para luego explicarles paso a paso el proceso de producción del mismo. Según dijo, todo empezó en 2014, cuando Akira Toriyama escribió un guión que acabó presentando a la empresa de animación Toei Animation (responsable de los derechos de la serie). Ese guión era un documento de texto sin más, escrito en japonés, y que Chioka comentó que se trataba del primer episodio de la serie. A modo ilustrativo, el director de Dragon Ball Super mostró en pantalla a los asistentes de la conferencia la parte del guión que narra la pelea entre Goku y Goten, que sucede en el primer capítulo de la serie.


Posteriormente a recibir el guión de Akira Toriyama, Toei Animation se decidió a producir la serie. Pero antes de empezar a producirla, Toriyama tenía otra participación en la serie que sin ella era imposible empezar la animación: el diseño de los nuevos personajes. Personajes importantes en la nueva historia de Dragon Ball Super como Bills o Wiss, fueron exclusivamente diseñados por Toriyama. De hecho, según reveló Masatoshi Chioka, los diseños de los personajes que hizo el mangaka fueron creados antes de escribir el guión de Dragon Ball Super, concretamente en 2013. Estos diseños de los personajes sirvieron al director artístico de Super, Tadayoshi Yamamuro, para trabajarlos con un diseño personal como el de las imágenes:


Estos diseños de Yamamuro se basan en 2 tipos de dibujos: por un lado hacerlos con sombras, y por otro sin sombras. Esta variedad posibilita luego el trabajo de los animadores, que diseñan distintas gesticulaciones faciales, movimientos, posturas, etc., que es, al fin y al cabo, una planificación de como se mostrarán luego en la animación. Masatoshi Chioka quiso insistir en la masterclass que Bills y Wiss fueron los primeros nuevos personajes que se trabajaron en el estudio debido a que son los más importantes de Dragon Ball Super. Luego vinieron Shanpa, Vados, Tights, etc., que son más secundarios pero aparecen temprano en los primeros episodios de la historia de Super. Además -y es solo un detalle-, Masatoshi Chioka comentó que Toriyama siempre diseña los personajes a color.


Como comentaba antes, Tadayoshi Yamamuro es el encargado de recoger los bocetos que aporta Akira Toriyama para re-dibujarlos con y sin sombra, para que luego los animadores puedan trabajar al personaje. Esos dibujos son conocidos en japonés como “settei”, unos bocetos más instructivos que otra cosa, y que en 2013 pudieron verse algunos de Dragon Ball Z en una exposición dedicada a ellos en el Salón del Manga. Luego también Yamamuro se encarga de animar el dibujo en fotogramas clave, un trabajo que sirve para ver un esbozo de cómo quedaría una transformación en Saiyan (por poner un ejemplo). Por lo tanto, se pretende hacer “impactante” un dibujo para ver como quedaría.


El siguiente paso es trabajar los fondos. En las imágenes que Masatoshi Chioka mostró en pantalla en la masterclass pudo verse la elaboración de la casa de Goku con algunos “settei”, y se pudieron ver varios dibujos con distintos planos de la casa, unos dibujos llenos de anotaciones que deben servir luego para dar instrucciones a los animadores sobre cómo debe ser la casa a la hora de hacer la animación. Estos dibujos, más que buscar un detalle en el dibujo, insisto que optan por priorizar las instrucciones. También Chioka mostró en pantalla el diseño del barco en el que Bulma celebra su cumpleaños, un diseño hecho por un animador llamado Yuki, y que Chioka aprovechó para felicitarle por el excelente trabajo que hizo. Finalmente, todos estos diseños acabaron -y "acaban", porqué el proceso artístico sigue siendo el mismo- teniendo un dibujo preciso con el color acetado aplicado, de modo que se obtiene el aspecto definitivo de como debe aparecer el dibujo en el anime. No olvidemos que todos estos dibujos, ya sean esbozos o directamente con color, no dejan de ser instrucciones que deben servir a los animadores para trabajar luego la animación a 24 fotogramas por segundo.


Chioka comentó que su tarea como director de la serie consistió en dar instrucciones a todo el equipo y tomar decisiones, aunque también hacía pequeños diseños para entregárselos a los diferentes directores artísticos.

Paralelamente a todo ésto, se trabajó el póster de Dragon Ball Super. En la imagen que muestro a continuación se puede ver a la derecha el diseño del cartel que hizo el propio Masatoshi Chioka, y a la izquierda se puede ver el original creado por Tadayoshi Yamamuro. En el borrador de Chioka el tamaño de los personajes tienen una proporción irregular, y luego Yamamuro se encarga de darle la proporción correcta. La tarea de Yamamuro fue la de desgranar cada personaje del esbozo y dibujarlo individualmente (véase el caso de Piccolo), para luego solaparlos en el póster y así dar una unidad. Vale decir que estos diseños no solo deben servir para el cartel, sino que también se pueden aprovechar para otros momentos puntuales de la serie.



Una vez los personajes del cartel estuvieron definitivamente dibujados, ya solo hacía falta el fondo. Como bien sabemos, el fondo es una composición de las Súper bolas de dragón con un planeta Tierra, y encima de ellas hay que posicionar a cada uno de los personajes dibujados definitivamente por Yamamuro. Es todo, al fin y al cabo, un trabajo basado en unificar cada uno de los elementos del cartel como si de un collage se tratara.


A continuación se creó el opening de la serie. Lo primero de todo para hacerlo fue tener una canción, y con ella luego se creó un guión en que a cada página del mismo tuviera toda la información necesaria (técnica y artística) para 6 segundos de la canción. En esos 6 segundos por página, se puede apreciar (en la foto de a continuación) algunas anotaciones sobre el contenido que debe verse en imágenes.


Masatoshi Chioka contó en la masterclass como surgió la idea del opening. Se ve que hicieron un concurso entre 15 personas del equipo para escoger ideas que pudieran encajar bien en el opening, y de entre todas las que surgieron finalmente solo las de 4 personas fueron las que obtuvieron el apoyo mayoritario. Fue a través de esas 4 ideas con las que Masatoshi Chioka ideó el contenido visual del opening. A partir de aquí, es cuando se creó el guión que comentaba antes de los 6 segundo, con la música, storyboard, y anotaciones técnicas y artísticas. Posteriormente ya se pudo iniciar la creación de la animación con los key frames.

(Story board del opening de Dragon Ball Super)


Una vez trabajados los nuevos personajes, de tener un guión, un opening y un cartel, lo que tocó después fue trabajar el guión, y por lo tanto crear la serie de animación Dragon Ball Super a base de key frames. Toei Animation trabaja con un 1 guión por capítulo. Cada capítulo tiene 16 páginas, y cada página tiene 80 letras (entiendo que este detalle va ligado al idioma japonés).

¿Que son los key frames? Tan simple como que 1 segundo cinematográfico son 24 fotogramas, y por lo tanto se necesitan 24 key frames para crear una animación. Dicho de otro modo, se necesitan 24 dibujos para hacer un segundo de Dragon Ball Super.

De los key frames se encarga siempre Tadayoshi Yamamuro de supervisarlos. ¿Como lo hace? Pues bien, el procedimiento es simple: Yamamuro utiliza un papel amarillento y casi transparente en el que, como si calcara, corrige las ilustraciones que hacen los animadores aplicando a esa hoja los retoques que él considera oportunos. En la imagen de a continuación podemos ver como la cara de Goku, gracias a las correcciones de Yamamuro, consigue mucha más fuerza y espectacularidad:


Luego, ya una vez el dibujo está correcto es cuando se le aplica el acetado a la imagen. A todo ésto, del mismo modo que con el cartel que no dejaba de ser una especie de collage de distintos elementos, en el opening también se pueden incorporar nuevos detalles a la animación, tal y como ocurrió en la saga de Trunks del futuro cuando el opening fue modificado para que aparecieran en él Trunks, Mai, e incluso Pan bebé.

La proporción de acetado aplicado a las imágenes es de un 90%, que es lo que da espectacularidad al dibujo. El otro 10% es color digitalizado, el “digital-graphic”. Dicho de otro modo, el coloreado de Dragon Ball Super tiene exactamente el mismo procedimiento creativo que el de Dragon Ball Z, pero en cambio es diferente en cuanto al etalonaje. Por lo tanto, no es tan diferente el aspecto de Dragon Ball Super respecto a sus series de animación predecesoras, ya que simplemente se utilizan unos colores distintos a los que se utilizaron en los años 90.

Comentarios