Entrevista a Yoshihiro Nishimura y Yurisa, director y actriz protagonista de "Kodoku: Meatball Machine"

La presencia de Yoshihiro Nishimura en el marco del Sitges 2017 fue algo previsto, debido a que pocos días antes se mostró ganador del Sitges Pitchbox Award, un acontecimiento de pitching organizado por la plataforma online Filmarket Hub en colaboración con el Festival de Sitges, y dentro del marco del NAFF (Network of Asian Fantastic Films) del BIFAN – Bucheon International Fantastic Film Festival de Corea del Sur. Y entre todos estos organizadores y colaboradores, que no negaré que es un lío de situarlos a todos, lo verdaderamente importante es que Yoshihiro Nishimura (director japonés y especialista de efectos especiales y maquillaje) se proclamó ganador del Sitges Pitchbox Awards con el thriller The Embalmer: Face of the Dead, una película que será producida por Midori Inoue.

Pero más allá de lo que está por venir, lo cierto es que Yoshihiro Nishimura es bien conocido por el público de Sitges. Suyas son películas que han llenado anualmente todas esa maratones nocturnas Asian Madness del viejo y emblemático cine Retiro, con títulos tan recordados como Tokio Gore Police (2008), Mutant Girls Squad (2010) o Helldriver (2010) entre muchas otras. Un cine delirante, cargado de litros de sangre y cuerpos que se desmiembran por momentos, y que acumula legiones de fans por su estilo exagerado y a la vez que divertido y sexy. ¡Nishimura es la caña!.

Y partiendo del éxito del Sitges Pitchbox Awards, el director japonés aprovechó también su visita a Sitges para presentar su nueva película: Kodoku: Meatball Machine. Se trata de una revisión actualizada de Meatball Machine (2005), una obra en la que Yoshihiro Nishimura ya participó como responsable de los efectos especiales y de maquillaje, y que ahora vuelve a la carga siendo esta vez él mismo el director de la película. 

Aprovechando su visita a Sitges, La Zona Muerta solicitó a la organización del evento una entrevista con él para así conocer mejor su faceta artística, también que nos hablara de su película, y además que no explicara sus sensaciones como ganador del Sitges Pitchbox Awards. Por si fuera poco -y de un modo imprevisto-, en la entrevista se presentó Yurisa, una de las actrices protagonistas de la película, y que no dudamos también en entablar unas palabras con ella.



-Siempre has reconocido que tus influencias artísticas son gente como David Cronenberg y Dalí, pero me da la sensación que la figura de H.R. Giger también está muy viva en tu obra.

Si, para mi tanto H.R. Giger como Dalí siguen un mismo patrón, unas mismas reglas dentro de su diferencia.


-Tu cine marca un antes y un después en el cine de terror japonés. Veníamos de mucho cine kaidan, para luego empezar a surgir un cine que abusaba del gore, con mucho protagonismo de los FX, incluso con cierto cachondeo y tintes sexys. Eres, a día de hoy, la cara visible de este cine. ¿Te sientes responsable?

Si hablamos de J-Horror yo nunca pude hacer este tipo de cine, por eso me desvié hacia el splatter, que es todo ese cine con mucha sangre y vísceras.


-En todo caso, al menos el cine que nos iba llegando aquí era predominantemente el J-Horror, y parecía casi como una moda. Fue fácil encontrar el apoyo de los productores para explotar este subgénero?

No, no fue nada fácil. De hecho, explicaré como conseguimos que los productores aceptaran invertir en la producción de Kodoku: Meatball Machine, y entenderás la situación. A mi lado, aquí sentada, se encuentra Yurisa, que es una de las actrices principales de la película, y fue la clave para que los productores aceptaran la producción. Ellos le propusieron a Yurisa que se quitara la ropa en la película, ella quiso aceptar, y solo por ese motivo los productores quisieron producirla. Hasta entonces eran reacios a poner dinero en la película.


-Yurisa, y qué te parece esta situación?

(Yurisa) No estoy muy de acuerdo con este sistema japonés basado en qué si yo me desnudo o muestro mi cuerpo las producciones se ejecuten. Eso sí, también debo estar agradecida porqué sin ellos no existiría la película ni tampoco yo participaría en ella. Pero sí, me da rabia no poder conseguir dinero sin que yo me tenga que desnudar.


-Siguiendo con las chicas, en tus películas se puede apreciar un perfil de personajes femeninos de gran fortaleza física. Es solo una preferencia artística o es quizás que quieres poner en duda que la mujer es el sexo débil?

No creo que la mujer sea el sexo débil, sino más bien creo que la mujer es fuerte, e incluso superfuerte. Por lo tanto lo que siempre quiero plasmar en mis obras es esa figura que tengo interiorizada dentro de mi de que las mujeres son fuertes.


-Ya entrando en tu nueva película, Kodoku: Meatball Machine, se trata de una secuela de Meatball Machine (2005). Quisiera saber, por qué se ha tardado 12 años en hacerla? ¿El problema de la financiación -tal como apuntabas antes- ha sido el principal motivo?

Antes de Meatball Machine rodamos una película en 8mm, y ahora doce años después de Meatball Machine hemos podido rodar “Meatball Machine 2”. En total son tres películas que no tienen nada que ver las unas con las otras. No obstante, el universo que exploran las tres películas es el mismo, pero cada historia es distinta. Por lo tanto, no había una necesidad de continuar Meatball Machine. Solo ahora es cuando hemos podido ejecutar la producción gracias a los productores y a un nuevo guión en el que he participado.


-En Meatball Machine participaste como responsable de los FX, pero no dirigiste la película. Con Kodoku: Meatball Machine tienes el control absoluto de la película, es por ello que quiero preguntarte si has querido aplicar a la película nuevas ideas que expandan el universo de las anteriores películas, pese a que el trasfondo de la historia sea el mismo. Es decir, ¿has querido aplicar un sello más propio?

Efectivamente en Meatball Machine participé en los efectos especiales, y siempre pensé que quedaron cosas pendientes a aportar a la película. Entonces, en ésta continuación, he querido hacer un cambio de imagen a casi todos los aspectos artísticos para así adaptarla más a mi estilo. Considero que he podido trabajar en completa libertad.


-El presupuesto de la película ha sido superior que el de las dos anteriores, y además has podido crear con completa libertad. Suena muy bien.

Es cierto que he dispuesto de un mayor presupuesto que el que tuvieron mis anteriores compañeros de trabajo, pero yo soy creador, y no es mi posición la de juzgar si he hecho bien las cosas. En todo caso, aunque el presupuesto ha sido más elevado que el de las anteriores, yo siempre he intentado ahorrar al máximo, no gastar dinero en cosas innecesarias, y en este aspecto creo que no se ha malgastado dinero como quizás se hizo en las anteriores.


-Cambiando de tema, ganaste al Sitges Pitchbox Awards, algo que te permitirá dirigir una nueva película. Quisiera saber cual ha sido su experiencia en este proceso hasta obtener el premio?

Antes te he comentado lo difícil que puede llegar a ser rodar una película en Japón, y con proyectos -y sobretodo premios- como éste la verdad es que ayudan a tirar adelante producciones. Estoy muy contento, y también muy agradecido a quien me votó, por lo que espero no defraudarles con mi nueva película. Respecto a ella, será algo distinto a lo habitual en mis películas, entrando en el terreno del thriller. Se titulará The Embalmer: Face of the Dead.


-Y finalmente, como especialista que eres en FX, quisiera saber con qué efectos especiales te sientes más cómodo: con los digitales o los físicos?

He trabajado con los dos tipos, y con los dos me he sentido cómodo. Pero creo que hay que valorarlos según el tipo de película, ya que unos tienen un valor económico distinto al otro. Para mí lo mejor es siempre la combinación de ambos, de hacer una base física y reforzarla con efectos digitales, ya que de ese modo se consiguen resultados excelentes sin augmentar demasiado el presupuesto. Un ejemplo es la película Shin Godzilla, en que trabajé, y que se combinan ambos tipos de efectos. Creo que el resultado quedó muy bien y el presupuesto no se excedió.

(Yoshihiro Nishimura - un servidor - Yurisa)

Comentarios