Tragedy Girls - Tyler MacIntyre, 2017

-DIRECCIÓN: Tyler MacIntyre
-GUIÓN: Chris Lee Hill, Tyler MacIntyre, Justin Olson
-AÑO: 2017
-DURACIÓN: 90 min.
-PAÍS: Estados Unidos
-MÚSICA: Russ Howard III
-REPARTO: Alexandra Shipp, Brianna Hildebrand, Josh Hutcherson, Craig Robinson,Kevin Durand, Jack Quaid, Timothy V. Murphy, Nicky Whelan, Kerry Rhodes,Austin Abrams
-PRODUCTORA: It's The Comeback Kids / New Artist Pictures / Ardor Pictures




Tragedy Grils se convirtió en una de las grandes películas que se pudieron ver en el Sitges 2017. Ya lo presagiaban sus buenas críticas tras el FrightFest de Londres y lo confirmó en su pase en el Festival catalán, haciendo vibrar a la platea con una propuesta que fija su mirada en la adolescencia actual y hacia donde se dirige. Se trata de un slasher atípico, deconstruido para que, en clave de humor, se satiricen los activos del subgénero (héroes, villano, asesino, muertes, sexo,...) a base de situaciones distorsionadas, todo con un trasfondo crítico a la sociedad más joven sobre su obsesión por ser popular como vía de aceptación masiva.

La película habla sobre las Tragedy Girls, dos chica estudiantes que administran una cuenta de Twitter con ese nombre, en que allí publican todo tipo de información sobre los asesinatos que se están produciendo en su ciudad. Pero, no son lo que parecen, ya que ellas harían lo que fuera para augmentar sus followers en Twitter, hasta el punto de matar, o incluso secuestrar a un asesino en serie para que les de consejos.


La película es una comedia de humor negro, muy negro. Orquestadas por el director canadiense Tyler MacIntyre, autor de la interesante Patchwork, define bien una película muy próxima a las nuevas generaciones crecidas con las redes sociales. La película engancha, y de qué manera, tanto por la intensidad de la historia a base de giros narrativos y humor 2.0, pero también por su montaje con ritmo y visualmente gráfico a base de emoticonos y mensajes de wassap, que agilizan y conectan bien con el público al que se dirige Tragedy Girls. Es quizás en su tramo medio que el tono de la película coge un tinte más serio, a la vez que se suman unas cuantas escenas gore que para nada escatiman a la hora de ser explícitas


Cogen la riendas de la película las dos jóvenes protagonistas: Alexandra Shipp (X.Men: Apocalypse) y Brianna Hilderbrand (Deadpool), dos actrices que se desenvuelven perfectamente en un protagonismo absoluto. Ellas solas tiran del carro de Tragedy Girls con unos personajes conscientes de su ejercicio de deconstrucción del slasher pero desinteresados en las referencias, como orgullosas de la farsa a la que avocan la película con sus decisiones únicamente motivadas por “sobrevivir” en lo que podríamos definir como online generation. Es decir, que hasta cierto punto la película tiene un punto de metacine, surgido de un guión inteligentemente absurdo escrito a manos del propio MacIntyre junto con Chris Lee Hill y Justin Olson.


Recomendable para todo aquél que busque una película que no exija demasiada implicación del espectador pero a la vez le provoque la sensación de estar viendo algo de calidad. Lo es, de mucha, una película de 90 minutos con un humor que hace gracia, satirizando sobre la triste deriva a la que está avocada la juventud de hoy al mismo tiempo que se reinventa el slasher en algo original. Por contra, y no lo negaré, no todo el mundo conectará con ese humor y deriva aberrante de la que presumen las jóvenes protagonistas de la película. En todo caso, Tragedy Girls la podríamos considerar como la The Final Girls del 2017.

Tía, hoy solo hemos conseguido un retweet, y ha sido el de tu madre”

Comentarios

  1. Es lo que me pasó, no conecté con ese humor teen...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario