Venus Wars - Yoshikazu Yasuhiko, 1989


-TÍTULO ORIGINAL: Vinasu senki (The Venus Wars)
-DIRECCIÓN: Yoshikazu Yasuhiko
-GUIÓN: Yoshikazu Yasuhiko, Yuichi Sasamoto (Historia: Yoshikazu Yasuhiko)
-AÑO: 1989
-DURACIÓN: 102 min.
-PAÍS: Japón
-MÚSICA: Joe Hisaishi
-FOTOGRAFÍA: Animation
-PRODUCTORA: Shochiku

NOTA: 5


Tras la estela del éxito de "Akira" en occidente, en España llegaron otras producciones provenientes de Japón que preservaban el mismo tono adulto, masculino y de ciencia ficción que el film de Katsuhiro Otomo. Gracias sobretodo a la extinta editorial Manga Films, una de esas otras producciones que llegaron en VHS fue "Venus Wars" (1989), un título bélico situado en el planeta Venus que tenía como protagonistas a una banda de punks. En ella se aplicó la misma preocupación por la calidad del dibujo que las grandes producciones de la época, así como un cierto esmero para invitar al espectador a la reflexión sobre la condición humana.

Producida por la línea de animación de la productora Shochiku, Venus Wars fue dirigida por Yoshikazu Yasuhiko, un autor con la capacidad de dibujar manga y dirigir algunas películas en su carrera. La historia también es suya, y en ella sitúa la acción en el planeta Venus, lugar recién poblado por los humanos y escenario de numerosas guerras civiles por la conquista de territorios, imposición ideológica, o simples divergencias de opinión.


La película es protagonizada básicamente por dos sujetos bien diferenciados. Por un lado encontramos a Hiro, el líder de una banda de punks que finalmente se unirá a la resistencia para luchar al frente. Por otro lado encontramos a Maggie, una periodista que viaja des de la Tierra a Venus para conocer los sucesos que ocurren allí. Ambos personajes se acabaran uniendo y conseguirán una perspectiva del conflicto distinta -a la vez que enriquecedora de cara al espectador-. Estos personajes completan un reparto cargado de secundarios que están altamente estereotipados y que demuestran poca tendencia a la evolución dramática, pudiendo verse así al graciosete, el malote, la chica celosa, etc. En todo caso, se agradece que el protagonista Hiro rechace las heroicidades y actúe más como ronin que de samurái, es decir, como un lobo solitario que rechaza los méritos y la fama.


La producción denota ambición y un cuidado especial sobretodo en las escenas de acción. No obstante, a diferencia de otros films aparentemente de mayor envergadura como Akira o Patlabor, desaprovecha un potente planteamiento inicial abierto de puertas a temas tan interesantes y reflexivos como son, en este caso, todo lo consecuente a la lucha de clases y el capitalismo. Venus Wars parece solo preocupadas en la acción, que hay que reconocer que elabora con maestría, pero por su abuso consigue saturar y hacer desconectar al espectador a base de carreras de motos, explosiones y disparos con fusiles.



Venus Wars es una anécdota pura. Cine bélico de animación, expresado de un modo adulto pero, con una limitada madurez en su trasfondo. Los espectadores menos exigentes seguro que la disfrutarán, pero un servidor necesita algo más, una capa inferior que convierta la superficialidad estética hacia el sublime, es decir, que la película no sea solo una experiencia de 90 minutos sino un mensaje que invite a pensar en él durante horas y días.


Comentarios