El cineasta surcoreano Kim Ki-duk acusado de abusar sexualmente de tres actrices

(Kim Ki-duk. Imagen extraída de ScreenAnarachy)

La mar de fondo del machismo en mundo del cine en Corea del Sur parece ser mucho más turbia de lo que uno podría esperar. El caso de Cho Min-ki parece incluso poca cosa con lo que afecta a gente de la talla del director Kim Ki-duk o del actor Cho Jae-hyun, que son dos de los artistas más importantes de la cinematografía surcoreana.

Sus casos nos remontan unos meses atrás y ya han habido disculpas e incluso condenas por sus actos machistas y violentos. Por un lado encontramos al que es posiblemente el director más internacional y prestigioso de la historia del cine de Corea del Sur: Kim Ki-duk, autor de obras como La Isla, Arirang, Moebius y Piedad, entre muchas otras. El movimiento #metoo hizo que salieran a la luz una serie de informaciones en referencia al rodaje de la película Moebius (2013), que explicaban los terribles sucesos que ocurrieron, y que iban desde las agresiones verbales hasta la violación. Estos actos se suman a otros anteriores de la misma índole, como los que ocurrieron en los rodajes de Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera (2003) o Hierro 3 (2004).

La denuncia surgió a través de un conocido programa de periodismo de investigación de la cadena MBC sur-coreana, llamado PD Notebook, que emitió un documental que abarcaba el tema #metoo. Allí aparecieron 3 actrices que acusaron al director de agresiones físicas y sexuales. Una de ellas, ya ex-actriz y cuya identidad quiso preservar, reconoció que Kim-Ki-duk la acosó sexualmente durante la producción de la película en la que en un principio tenía que participar. La película en cuestión era Moebius. La mujer admitió en el mismo documental que durante la producción del film, cuando el reparto y el equipo se hospedaron juntos, Kim le pidió repetidamente mantener relaciones sexuales con él durante el rodaje, y que fue despedida al no acceder.

(la actriz Eun-woo Lee en "Moebius")

Esta situación llevó a la ex-actriz a presentar una denuncia al director Kim Ki-duk, y fue el año pasado cuando hubo una sentencia judicial. Un tribunal local condenó a Kim a pagar una multa de unos 3.700€ por agresión física, sin embargo, la orden no procedió por falta de pruebas.

Otra actriz afirmó en el mismo documental de que el director empleó un lenguaje de contenido sexual y humillante durante una audición para un papel, mientras que la tercera acusó a Kim de haberle realizado tocamientos y de violarla durante un rodaje junto al citado actor.

Kim argumentó en el programa PD Notebook que “Yo nunca intenté satisfacer mis deseos personales utilizando mi posición de director, dando así su versión de los hechos. No obstante, Kim Ki-duk admitió que le dio una bofetada a aquella mujer durante el rodaje de Moebius sin disculparse. Por parte de Cho, que es quien interpreta el personaje del padre en la película, éste señaló que los testimonios de las actrices son falsos, al igual que otras acusaciones recientes en su contra. 

(Cho Jae-hyun en "Moebius")

Pero no todo quedó allí. Según explicó la misma actriz en el documental del programa PD Notebook, su vínculo con Moebius se inició después de que el director le ofreciera la posibilidad a obtener el papel principal de la película a cambio de mantener relaciones sexuales con él. Ella al parecer aceptó el papel, pero se negó a tener relaciones sexuales con el director, una decisión que no le impidió continuar a la producción de la película. No obstante, el infierno solo estaría apunto de empezar: según comentó la mujer en el documental “no pude evitar esas relaciones sexuales”. Añadió que el director sur-coreano “durante esas noches de producción, él llegaba a mi habitación y llamaba a mi puerta repetidamente, o por teléfono, hasta que yo respondía. Por un tiempo entraba a mi habitación para discutir el guión, y después me llegó a violar”. Posteriormente a los supuestos abusos del actor, explicó la ex-actriz que fue despedida del papel de protagonista en la película y tuvo que mantener terapia psiquiátrica durante un tiempo por un trastorno de pánico.

¿Por qué salen a la luz estas nuevas acusaciones? Según confesó en el programa la ex-actriz, recibió el apoyo por parte de una conocida actriz sur-coreana a revelar con detalle todo lo sucedido, justo cuando la ola #metoo tenía más fuerza. Dijo que, sin su apoyo, no lo hubiera hecho.

El movimiento #metoo ha llegado a Corea del Sur para hacer limpieza. Últimamente se han destapado numerosos casos de abusos sexuales y han provocado pérdidas de empleo y disculpas públicas, empezando por el mismo Cho Jae-hyun, quien ya había dejado una serie de televisión en la que participaba tras confirmar las acusaciones de acoso sexual por parte de otras actrices. Muchas de las actrices denunciantes han visto arruinadas sus carreras por sus traumas, como el caso de la ex-actriz denunciante que no ocupa, que no ha podido aguantar más el peso que conlleva su fracaso profesional respecto al éxito arrollador de algunos hombres desalmados.

(Presentación de "Moebius" en el Festival de Venecia. De izq. a drch: Yeong-ju Seo - Eun-woo Lee – Kim Ki-duk)

Comentarios

  1. Cuando el río suena...y no es la primera vez.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario