Hallado muerto el actor surcoreano Cho Min-ki tras varias acusaciones de abusos sexuales


La expansión del movimiento pro-dignidad femenina llamado #metoo cruza fronteras a ritmo frenético, y en esta ocasión toca hacer eco de lo que ocurre en Corea del Sur. Antes de seguir, quiero dejar claro que los miembros de este blog somos partidarios de la presunción de inocencia hasta que un juez dicta sentencia, ya que de lo contrario lo único que se consigue es destrozar la vida y carrera a personas con familia y oficio. Matizado el apunte, quisiera comentar en este post una de esas noticias que a nadie le gusta escuchar, como es la muerte -al parecer por suicidio- de un conocido actor sur-coreano llamado Cho Min-ki. La noticia ha tenido un gran impacto internacional debido a que anteriormente el actor había sido acusado de abusos sexuales.

Fueron hasta ocho mujeres las que acusaron de abusos sexuales a Cho Min-ki. Dichas mujeres argumentaron que se vieron sometidas a abusos sexuales por parte del actor sur-coreano cuando eran estudiantes de una Universidad regional coreana, en que Cho Min-ji impartía docencia en arte dramático. Los sucesos habrían tenido lugar hace muchos años, pero no fue hasta hace unos meses que, gracias al movimiento #metoo, estas ocho mujeres han querido alzar la voz.

Cho Min-ji, casado y de 52 años de edad, según informó la policía podría haberse suicidado. Fue encontrado por su esposa en una de las propiedades que tenía el actor en Seoul, capital de Corea del Sur, y según dicen algunos medios se habría ahorcado. Esta muerte coincide con el hecho de que el actor tenía que ir a declarar ante el juez el próximo 12 de Marzo por las ocho acusaciones de abusos sexuales.

Sin duda una triste noticia. El actor de películas destacables como The Attorney (2013), nos deja con unas terribles acusaciones de abusos sexuales sobre él por parte de unas ex alumnas universitarias, de las que nunca más se sabrá la verdad. Su imagen queda ensuciada para siempre, y por parte de un servidor solo le deseo que, en caso de ser ciertas esas acusaciones (y todo apunta que sí), se pudra en el infierno.


Comentarios