Ocho películas catalanas de género de terror para el 2018

Definitivamente el 2018 se presenta como uno de los mejores en cuanto a cine de terror catalán. La cosecha de títulos se prevé excelente, tanto por el número de producciones como por la aparente calidad de la mayoría de ellas, ya que tras las primeras proyecciones a festivales en que algunos títulos se han dejado ver por primera vez ya han dejado su rastro en algunos portales web con críticas generalmente positivas. Pero, antes de todo, que es lo que incluimos dentro del concepto de “cine de terror catalán”? Para aclararlo, consideramos que esta etiqueta agrupa todas las producciones rodadas en Catalunya, financiadas con capital catalán y habladas en lengua catalana, o que simplemente se apoyen a cualquiera de esas distinciones. Con ello, hoy podemos hablar de hasta ocho largometrajes catalanes de género fantástico y de terror que se podrán ver a lo largo del 2018.

Insisto, ocho largometrajes. Ocho películas financiadas generalmente con presupuestos irrisorios por culpa de la falta de apoyo institucional en cuanto a subvenciones, por no hablar del dichoso IVA que sigue por las nubes. Y, como dirían los japoneses, ante las dificultades hay que lograr sacar la máxima creatividad posible para suplantar los obstáculos. Es de este modo como producciones independientes de presupuesto casi 0€ han logrado resultados más que interesantes. Es el caso de las producciones que se han podido ver recientemente en el festival Sant Cugat Fantàstic, un festival impulsado por el periodista JR Armadàs (El Cinèfil) y por el director de cine Marc Carreté (Asmodexia), y que tiene como principal preocupación el dar apoyo y exhibir lo bueno y mejor del panorama cinematográfico catalán, y también sin descuidar el internacional. La presente edición, que tuvo lugar entre los días 14 y 17 de julio, dio inicio con una producción con el sello 100% catalán, con un slasher titulado Sant Martí, y que tras finalizar el festival se coronó con la Mención Especial del jurado. Sant Martí es una película divertidísima rodada por David Ruiz y Albert Valencia, con mucho ritmo y con ganas de gustar a los más fans de la sangre y la violencia, y que actualmente se encuentra circulando por festivales de todo el mundo. Otro título a destacar es el que cerró el Sant Cugat Fantàstic, que es Drácula de Denise Castro. Se trata de un irónico, cómico, pero también aterrador found footage dirigido por la misma Denise Castro, que fue rodado en Transilvania con el objetivo de revisar el mito del Conde Drácula a través de mucha originalidad. Probablemente Drácula de Denise Castro sea la película más austera del cine de terror catalán del 2018, algo que no ha sido un obstáculo para gustar al público de Sant Cugat hasta el punto de ganar el Premio del Público, el que seguramente es el más importante de todos. También, y no menos importante, es lo que sucedió en la premiere internacional de la película, una premiere que llevó a Denise Castro al mismísimo Transilvania (al International Vampire Film and Arts Festival) y en que ganó la estaca de plata en el festival. Por lo tanto, 2 premios en 2 proyecciones. Ojo. Y también, en Sant Cugat, se pudo ver la película Escape from Marwin, una película con vocación internacional escrita y dirigida por Jordi Castejón, y que trata sobre un salvaje Escape Room en que sus participantes son presidiarios y su libertad dependerá de si pueden escapar del juego.

Otro título que se pasó por Sant Cugat fue Framed, una película que empezó su recorrido por festivales en la pasada edición del festival Terror Molins y que continuó su camino a otros festivales de todo el mundo, recogiendo, ya de paso, algunos premios. La película supone la primera producción del sello Creatures of the Dark, que es la productora creada por el cineasta Marc Carreté, y que con ella también se ha rodado otra película de género de terror titulada After the Lethargy. A Framed se la puede considerar como una versión gore de Nerve (2016), una película que da inicio como una home invasion y que termina ironizando y recreándose con mucha violencia sobre las consecuencias a que puede llevar una obsesión por lograr popularidad. Una película salvaje, y que pone a su director Marc Martínez Jordán en el punto de mira de muchos.

Y siguiendo con la productora Creatures of the Dark, en este caso el propio Marc Carreté tiene nueva película a la vista: After the Lethargy. Una película que huele a Sitges 2018 (de hecho, su primer teaser trailer se presentó allí en 2016) y que no ha sido hasta el pasado 26 de mayo que llegó su premiere internacional, que fue en el festival Fantaspoa (Sao Paulo, Brasil). Una película que supone el segundo largometraje de Marc Carreté tras Amodexia (2014), una obra que quizás no acabó de cuajar en la opinión popular (especialmente por su problema de ritmos), pero que sin duda se vio en ella algo muy interesante: vocación por el género de terror. Esta vocación la alejó de modas pasajeras, y tomó personalidad a base de apoderarse de influencias del propio género. Veremos si ha crecido como cineasta Marc Carreté con After the Lethargy.


Pero aún hay mucho más: Anunnaki, “El origen”. Posiblemente se trate de la película catalana de terror más esperada del año, tanto por la temática que trata como por el reciente trailer que se ha publicado y que nos ha dejado flipados a todos. Codirigida por Joan Frank Charansonnet (también responsable del guión) y Rubén Vilchez, Anunnaki “El Origen” es una película de terror que se estrenará a finales de 2018 (también huele a Sitges 2018), y que transportará al espectador al cine más comercial del género de los 80, teniendo a títulos referentes como Los Inmortales, Jóvenes Ocultos o Abierto hasta el amanecer. La película está producida por Dejavu Films y actualmente está en proceso de postproducción.

(Anunnaki “El Origen”)

Cautivos es otra película de terror catalana que actualmente se está acabando de rodar, y que tiene como objetivo llegar para el próximo Festival de Sitges. La película está producida por Gato Verde, una productora low cost, y que está escrita y dirigida por el barcelonés Hugo Cobo en lo que será su opera prima tras una larga lista de cortometrajes. También, y no menos importante, es la pincelada de prestigio que ha obtenido la producción gracias a la participación de la actriz Itziar Castro, en este caso aportando su voz. De momento hasta la fecha apenas hay disponible un enigmático teaser trailer, poco más, y es que se ve que la producción tuvo algunos problemas con el sonido. Esperemos que llegue para Sitges.

Otro título a destacar es El año de la plaga, una película de genero fantástico basada en la novela de homónimo título escrita por el barcelonés Marc Pastor. La adaptación al largometraje ha ido a cargo del andaluz C. Martín Ferrera, teniendo como protagonista a Iván Massagué y Ana Serradilla, además de contar con la participación de actores de prestigio catalán como Sílvia Abril, Maria Molins, Amparo Moreno y Fermí Reixach. La película ha sido rodada entre Barcelona, México y Estados Unidos, y tuvo su premiere internacional en el Festival de Cine de Guadalajara (FICG) (México).


Estas serían las ocho producciones que siguen su curso a lo largo del 2018 para darse a conocer ante el público y, especialmente, para empezar a recuperar la inversión, que nadie lo olvide. Seguramente tendremos muchas oportunidades para ver estas películas a lo largo del año, pero es evidente que el foco de atención estará en el próximo Festival de Sitges y al resto de festivales especializados en territorio nacional. Y he mencionado ocho largometrajes, pero quizás hay más, o al menos eso me gustaría. En todo caso, la realidad es que el género fantástico y de terror interesa al público y parece ser que los jóvenes cineastas ven en él una excelente herramienta para conectar con ellos, sino no se entiende como hay tanto director novel que ve en él una puerta para darse a conocer al público. Así que atentos a lo que se avecina, porqué el cine de terror catalán seguramente podrá presumir de una de sus mejores cosechas, y sin tener que hablar de Balaguerós, Paco Plazas, Kike Maíllos y compañía.

Comentarios