Animal - Armando Bo II, 2018


-DIRECCIÓN: Armando Bo II
-GUIÓN: Nicolás Giacobone, Armando Bo II
-AÑO: 2018
-DURACIÓN: 112 min.
-PAÍS: Argentina
-MÚSICA: Pedro Onetto
-FOTOGRAFÍA: Javier Juliá
-REPARTO: Guillermo Francella, Carla Peterson, Gloria Carrá, Marcelo Subiotto, Mercedes De Santis, Federico Salles, Majo Chicar, Joaquín Flamini
-PRODUCTORA: Rebolucion / MyS Producción / Telefé / Bowfinger International Pictures





La vida puede ser idílica, con una familia, una casa de ensueño, y un trabajo de prestigio y bien remunerado, hasta que llega algo que te lo jode todo. La vida es así de puta, y a veces ni el dinero ni los contactos pueden salvarte la vida de una enfermedad terminal, solamente alargar su proceso a través de la diálisis a la espera de que puedas ascender hasta el puesto número una de una interminable lista de espera de gente que se espera para un trasplante de riñón. Si, la vida puede convertirse en una gran mierda en cualquier momento.

Esto es más o menos lo que le pasa a Antonio (Guillermo Francella), el protagonista de la película Animal, una producción hispano-argentina que fue dirigida por el ganador de un Oscar Armando Bo II (guionista de Birdman). La película ya ha sido estrenada en Argentina y no ha dejado indiferente al público, con una propuesta quizás alejada del fantástico, pero en que sí que se apuesta por la transformación de las personas hacia lo irracional, a lo que es incorrecto, y en general Animal es un canto a la rebelión y la libertad.


La película parte de un argumento de sobremesa, si, pero el ritmo narrativo intenso junto con el background que acumula detrás Antonio hace que el espectador se implique en la película. Consigue que nos importe Antonio, sentimos que quien más o quien menos intenta hacer las cosas bien y que muchas veces no funciona. Antonio decide jugar sus últimas cartas comprando una casa a unos jovenes medio-vagabundos y drogadictos, a cambio de que uno de ellos le dé un riñón. Claro que, no todo saldrá como espera Antonio.


Animal es una película que funciona de maravilla como producto televisivo, pero poco más. Demasiado académica en estilo, Armando Bo II arriesga poco y se limita a cumplir con lo esperado, además se echa en falta algo más de visceralidad, más detonancia en su último tramo que la haga algo más memorable. Y es que, lo que nos cuenta Animal, ya lo conocemos perfectamente, y las cartas que le quedaban a Armando Bo II para sorprender al espectador eran las de la interpretación de ese mensaje común partiendo de otra perspectiva estética. Por ejemplo, películas recientes como Mandy parten de algo conocido y bien conocido, pero Panos Cosmatos se apropia del discurso para crear una identidad, algo que la aleja del montón. Animal, en este aspecto, es demasiado académica. Y si, es evidente que Animal no es producto de Hollywood, pero hay serie B con mucho más atrevimiento y garra.


No obstante Animal es una película que tendrá su público. Son dos horas de metraje que avanzan sin generar aburrimiento al espectador, trabajando bien una historia que consigue que nos impliquemos en ella y la desesperación de Antonio, que es alguien que cualquier día podemos ser tú o yo. También, Animal es un canto a la rebelión y la libertad, un empujón a lanzarse a la piscina, a pensar en uno mismo por encima del resto, y a ser felices. Puñeta, a ser felices!

Comentarios