La Berlinale 2019 más radical y terrorífica: 4 títulos a seguir - La Zona Muerta

Breaking

La Zona Muerta

Cine de terror, cómics, asesinos en serie

miércoles, 30 de enero de 2019

La Berlinale 2019 más radical y terrorífica: 4 títulos a seguir

Mientras el Festival de Sundance da sus últimos coletazos y sigue presentando interesantes películas de género fantástico, hoy toca hablar del segundo gran festival de cine del año: el Festival de Berlín, más conocido como la Berlinale. El festival se desarrollará entre el 7 y 17 de febrero de 2019.

Probablemente la Berlinale se trata del festival que aporta menos propuestas cinematográficas de género fantástico y de terror de entre todos los grandes festivales importantes, como son Cannes, Venezia o el citado de Sundance, pero no quita que la Berlinale intente a través de sus distintas secciones invitar al público a descubrir propuestas arriesgadas, independientes, y en general que apuesten por la frescura. El terror también tiene cabida en ésto, aunque en la presente edición sea residual en un programa de películas que asciende a centenares. A continuación comento unas pocas que han captado nuestra atención.

La Berlinale se desarrollará entre el 7 y 17 de febrero de 2019

La primera y más llamativa de las cuatro que nos interesan se titula Demons, una producción de Singapur dirigida por Daniel Hui. Trata sobre una joven actriz que entra a trabajar a una compañía de teatro, y lo que debería ser una gran oportunidad laboral acaba siendo una historia de abusos a manos del director de la compañía, para quien la violencia sádica y la práctica artística son inseparables. Entre toda esta situación, Demons promete situaciones de violencia, pero sobretodo también una metáfora en clave de género de terror en que unos fantasmas se manifestarán para provocar el terror al espectador. Veremos que tal.

Por otro lado, nos hemos fijado en Die Kinder der Toten (“Los niños de los muertos” en castellano), una película de zombis de origen austriaco que está dirigida por los debutantes Kelly Copper y Pavol Liska. Claro que, Die Kinder der Toten poco parece tener que ver con el cine de George Romero, ya que según lo que se cuenta sobre ella se trata de una película muda rodada en Super 8, y que el género de terror queda disimulado tras el planteamiento de fondo de la película. Y es que Die Kinder der Toten trata sobre una viuda nazi que devuelve a la vida a los muertos, incluso también a aquellos que ondearon esvásticas y estrellas amarillas. ¿Qué pasaría si hoy volvieran?


La premisa de Die Kinder der Toten se basa en la novela de fantasmas de 666 páginas de homónimo titulo de la escritora Elfriede Jelinek, la cual es considerada como su gran obra maestra. En ella, los muertos no se descomponen en sus tumbas, y regresan a la sociedad no sin cometer atrocidades propias del cine spatter, además de estar obsesionados con el sexo.

Y para los que busquen experiencias más convencionales, menos amateur y con estrellas de hollywood en su reparto, nos llama la atención Light of my life, la segunda película escrita y dirigida por Casey Affleck tras I'm still here (2010). Se trata de una película que plantea un futuro distópico en que por culpa de una pandemia han muerto casi todas las mujeres de la Tierra. Entre las supervivientes se encuentra Rag, una niña que acompañada por su padre (Casey Affleck) deberán sobrevivir en un mundo en que cada hombre es una potencial amenaza. Light of my life es definida por la Berlinale como “un drama de supervivencia en un futuro apocalíptico, en que los roles de género tienen que ser renegociados, y la humanidad es puesta a prueba.”. Pintaza.


Y por pintaza una película con un título que la define por completo: Skin, un largometraje escrito y dirigido por el realizador judío Guy Nattiv. La película trata sobre un skinhead neonazi que decide reformar su vida con la ayuda de un activista negro y de su mujer, no sin antes pagar las consecuencias por abandonar el entorno supremacista que ha acompañado su vida durante años. La película parte del corto original que el mismo director dirigió en 2017 -y que le valió para estar nominado a los Oscar a mejor corto de ficción-, preservando la idea original, pero desarrollándola esta vez con un reparto de lujo, como es con actores de la talla de Jamie Bell, Vera Farmiga y Danielle Mcdonald. Por cierto, Skin ya ha obtenido el premio FIPRESCI en el festival de Toronto.

Esperemos que estas cuatro películas que serán presentadas en la Berlinale sigan su recorrido por otros festivales y demuestren que la ficción más arriesgada -y a esto no me refiero a formato sino a ideas radicales y próximas al género de terror-, sean reconocidas. También, esperemos que estas cuatro películas algún día puedan llegar a las salas de cine y las podamos ver como el cine manda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario