Sitges 2019: [Crítica] "3 From Hell" - Rob Zombie - La Zona Muerta - Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Breaking

La Zona Muerta  -  Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Cine de terror, Manga, asesinos en serie

jueves, 3 de octubre de 2019

Sitges 2019: [Crítica] "3 From Hell" - Rob Zombie


-DIRECCIÓN: Rob Zombie
-GUIÓN: Rob Zombie
-AÑO: 2019
-PAÍS: Estados Unidos
-FOTOGRAFÍA: David Daniel
-REPARTO: Sid Haig, Sheri Moon Zombie, Bill Moseley, Danny Trejo, Kevin Jackson, Wade Williams, Jeff Daniel Phillips, Clint Howard, Pancho Moler, Emilio Rivera, Daniel Roebuck, David Ury, Sean Whalen, Austin Stoker, Dee Wallace, Richard Brake, Bill Oberst Jr., Richard Riehle, Dot Jones, Tom Papa, Jan Hoag, Lucinda Jenney, Chaz Bono, Barry Bostwick
-PRODUCTORA: Distribuida por Saban Films / Lionsgate





Pocos directores de cine tienen la capacidad para crear las expectativas que genera Rob Zombie a cada nuevo trabajo. Por lo bueno y por lo malo, continuar una franquicia cerrada académicamente de un modo tan brillante, como fue aquél brutal tiroteo a ritmo de Lynyrd Skynyrd que a la vez era una patada en el culo a la lógica mercantil de las productoras de cine, era un encargo arriesgado. Si en La Casa de los 1000 Cadáveres el referente era Tobe Hooper con el horror del American Gothic de La Matanza de Texas y la estética freak de Funhouse, en Los Renegados del Diablo la apuesta era por el grupo salvaje de Sam Peckinpah y la ambigüedad entre buenos y malos. ¿Qué podíamos esperar de 3 From Hell? ¿Hacia dónde nos llevaría Rob Zombie esta vez? Por desgracia, solamente a una simple continuación ocho años después de la segunda entrega y a un refrito final bastante banal.

Que nadie me mal interprete, porque 3 From Hell prometía ser la mejor película de la saga en su primera mitad. Así de claro. Una primera mitad que arranca casi con un falso documental sobre la situación penitenciaria de Baby, Otis y Spaulding y que incluso incorpora ciertas lecturas de crítica social, todo hecho con gracia y mala leche, y que hacían presagiar algo muy prometedor. Otis se escapa y Spaulding nos deja, por lo que argumentalmente 3 From Hell se centra en el rescate de una Baby encerrada en prisión. Lo hará Otis junto a un nuevo miembro de la tribu: Foxy, interpretado por un correcto Richard Brake. La potencia de los personajes trabajada en las dos anteriores entregas mantiene a una película que en realidad aporta más bien poco a la saga, por lo que solamente apuesta por complacer a los seguidores de Otis y Baby con distintas escenas que incorporan burradas salvajes. Un rescate que en realidad es un baño de sangre, siempre con buenos ritmos musicales, humor negro -negrísimo-, y en realidad, es todo lo que uno puede esperar de unos protagonistas que son puro mal -y amor-.


¿Qué ocurre? Pues que 3 From Hell se divide en 2 películas. Una primera, comentada antes, que gustará, y mucho, a los fans de la saga. Lo que viene luego es banal, limitándose a explotar a los 3 infernales atándolos a una subtrama que liga al hermano de Rondo (Danny Trejo); un “malo” (o bueno, ya no sé) enmascarado que remite a El Santo, pero que no deja de ser alguien sin carisma. Para llegar a un final ya visto antes y sin la gloria que pudimos apreciar en Los Renegados del Diablo.

3 From Hell nos ha gustado, y gustará a todos los fans de la saga, pero básicamente porqué antes hay dos películas muy potentes que remontan a rebufo 3 From Hell. Las ganas por ofrecer algo diferente de Rob Zombie no se aprecian, y todo se ve muy visto antes. Igualmente, sed bienvenidos a otro infierno, un infierno que intenta dulcificarse a su manera en el tramo final, pero que no quita que estemos ante el baño de sangre más grande de toda la saga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario