Sitges 2019: [Crítica] "4x4" - Mariano Cohn - La Zona Muerta - Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Breaking

La Zona Muerta  -  Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Cine de terror, Manga, asesinos en serie

viernes, 4 de octubre de 2019

Sitges 2019: [Crítica] "4x4" - Mariano Cohn


-DIRECCIÓN: Mariano Cohn
-GUIÓN: Gastón Duprat
-AÑO: 2019
-DURACIÓN: 90 min.
-PAÍS: Argentina
-MÚSICA: Dante Spinetta
-FOTOGRAFÍA: Kiko de la Rica
-REPARTO: Peter Lanzani, Dady Brieva, Luis Brandoni, Noelia Castaño
-PRODUCTORA: Coproducción Argentina-España; Televisión Abierta / Mediapro




El actual debate sobre la seguridad en las grandes capitales europeas es algo casi precoz en comparación a lo que desde hace décadas se lleva denunciando en latinoamérica. La inseguridad en países como Argentina no solo va atada con el mundo del fútbol, sino que también los ciudadanos han tenido que aprender a convivir con otra delincuencia, como son los robos, atracos o asesinatos. ¿Qué solución hay que tomar para remediarlo ante la ineficacia o desbordamiento policial? ¿El escarmiento? ¿La pedagogía? Esto es más o menos lo que 4x4 quiere poner encima de la mesa, como es debatir sobre la desesperación que sufre la gente de bien ante una avalancha de delitos y qué soluciones tomar cuando la justicia no funciona. Todo esto, en clave de cine de acción y tintes de ciencia ficción.

El responsable de la criatura es un gato viejo argentino llamado Mariano Cohn, conocido en su país por películas como El hombre de al lado y El ciudadano ilustre -además de ser co-propietario de la productora Televisión Abierta-, en que adapta un guión de Gastón Duprat que plantea la historia sobre un quinqui con camiseta de Boca Juniors que entra a robar dentro de un coche 4x4, y una vez dentro se quedará encerrado sin poder salir. Una vez allí, el propietario del coche se pone en contacto con él para anunciarle que lo pasará mal allí dentro, todo debido a un terrible suceso del pasado que les une.


El protagonista de 4x4 es Peter Lanzani (Los últimos), que borda una interpretación muy física que le exige mucha desesperación en un espacio tan pequeño como es dentro de un vehículo. En efecto, la película está rodada casi íntegramente dentro de un coche, con las dificultades que supone para todo el equipo técnico y artístico, pero que su director, Mariano Cohn, se desenvuelve de maravilla con múltiples planos y una comodidad a la realización sorprendente. La desesperación del protagonista se acaba plasmando en la pantalla y se lo hace pasar mal también al espectador, aunque las dificultades que se le avecinan al protagonista como son el frío, el calor, el sangrado, la sed, el hambre, etc., poco a poco van alejando el espectador de la pantalla. Se genera una sensación de alargado, como algo carente de ideas en su tramo medio y esto provoca la pérdida de garra de la película. Solamente la aparición del personaje de Enrique Ferrari (un excelente Dady Brieva) remonta la película poniendo en relieve el debate sobre la seguridad nacional, a la vez que la tensión y la reflexión se apoderan de 4x4. Un final muy bueno.

4x4 no es una película con segundas lecturas, es un ejercicio de reflexión directo. ¿Los delincuentes aprenden la lección? ¿Los matamos y se acaba el problema? Un debate incómodo, pero que cada uno saque sus conclusiones. De mientras, vale la pena disfrutar viendo una película que atrapa al espectador desde el minuto 1, y que cinemetográficamente es una proeza de la realización. Nos ha gustado 4x4, pese a su tramo medio algo tedioso y estirado, pero está bien resuelta y por suerte esta vez no son necesarios los jeroglíficos para hacer reflexionar al espectador. Más cine así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario