Sitges 2019: [Crítica] "The Furies" - Tony D'Aquino - La Zona Muerta - Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Breaking

La Zona Muerta  -  Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Cine de terror, Manga, asesinos en serie

domingo, 6 de octubre de 2019

Sitges 2019: [Crítica] "The Furies" - Tony D'Aquino


-DIRECTOR: Tony D'Aquino
-GUIÓN: Tony D'Aquino
-AÑO: 2019
-DURACIÓN: 82 min.
-PAÍS: Australia
-MÚSICA: Kirsten Lampl, Kenneth Lampl
-FOTOGRAFÍA: Garry Richards
-REPARTO: Airlie Dodds, Linda Ngo, Taylor Ferguson, Ebony Vagulans, Danielle Horvat, Tom O'Sullivan, Jessica Baker, Kaitlyn Boyé, Harriet Davies, Steve Morris, Ben Toyer, Leon Stripp, Dean Gould
-PRODUCTORA: Head Gear Films / Kreo Films FZ / Metrol Technology / Odin's Eye Entertainment / The Film Distillery





El slasher "elevado" The Cabin in the Woods, junto al deathmatch de Battle Royale, son la base de la que seguramente será una de las películas de terror más aplaudidas del 2019: The Furies, filme australiano realizado por un debutante al largometraje, como es  Tony D'Aquino. The Furies es esto, un “todos contra todos” en un ring donde las bellezas gritonas comparten espacio con un montón de psicópatas enmascarados, todos ellos y ellas con un objetivo común: sobrevivir.

The Furies es una espectáculo sangriento que hará las delicias a los fans del terror más desprejuiciado. El guión, escrito por el mismo Tony D'Aquino, opta por no despistar al espectador con backgrounds de personajes y además aguardar hasta el final lo que justifica todo el baño de sangre que se ve en pantalla, priorizando así el espectáculo y el terror. Y en esto último, The Furies, cumple de sobras, ofreciendo al espectador lo que promete, que es un survival protagonizado por una mujer y que nunca decae, y que muestra algunas de las muertes más plausibles de los últimos tiempos.



Todo esto se ve mejor cuando la protagonista de la película, la australiana Airlee Dodds (al centro, imagen superior), cumple perfectamente con una interpretación que le exige mucho físico, y puntualmente regala en pantalla escenas donde se la ve brillar. Es una gran actriz, igual como ya demostró hace unos años con la correcta Killing Ground, y que esta vez deberá enfrentarse a numerosos psicópatas enmascarados y armados con todo tipo de objetos, cada cual con más carisma estético.

No obstante, creo que no todo son luces. The Furies peca de excesivamente rutinaria en cuanto a escenarios y tipo de situaciones. Carreras, ocultarse, muertes puntuales, y volver a correr, ocultarse y luego más muertes. El deathmatch requería quizás algo más de dinamismo y situaciones diferentes, sobretodo cuando toda la acción sucede en un mismo terreno escénico y que además opta por aguardar hasta el final los motivos que justifican el por qué está sucediendo toda esta batalla de todos contra todos.


Solo en la parte final de la película se justifica lo ocurrido, o si más no unas pocas y mal contadas, además de dejar algunos cabos sueltos seguramente poco trascendentales, pero que no dejan de ser espinitas clavadas. Por ejemplo -y sin ánimo de generar spoilers- el por qué de las interferencias, el por qué del personaje de Maddie, o el cómo encuentra a X persona al final de la película. En todo caso, se avecina una secuela que será muy bienvenida.

Creo que podría ver en bucle The Furies, porqué es un pasatiempos de lujo, cortito, con 80 minutos de intensidad a base de muertes sangrientas y una trama argumental de lo más original, pese a lo rutinario que es su desarrollo. Hay empoderamiento femenino, es sucia, violenta, vacía y muy sangrienta. Los fans del horror ya tenemos nuestro caramelito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario