Sitges 2019: [Crítica] "Infección" - Flavio Pedota - La Zona Muerta - Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Breaking

La Zona Muerta  -  Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Cine de terror, Manga, asesinos en serie

lunes, 7 de octubre de 2019

Sitges 2019: [Crítica] "Infección" - Flavio Pedota


-DIRECCIÓN: Flavio Pedota
-GUIÓN: Yeimar Cabral, Flavio Pedota
-AÑO: 2019
-DURACIÓN: 95 min.
-PAÍS: Venezuela
-FOTOGRAFÍA: Eduardo Rivas
-REPARTO: Genna Chanelle Hayes, Jesús Guevara, Patricia Pacheco, Luca de Lima, Francis Rueda, Leónidas Urbina, Aníbal Grunn, Ronnie Nordenflycht, Yon Henao Calderón, Markian Kazandjian, Joel Rivero, Magdiel González
-PRODUCTORA: Coproducción Venezuela-México; Luz Creativa Producciones / Desenlace Films







Marcados por las dificultades sociopolíticas de la actual Venezuela de Maduro, se erige entre la crisis Infección, una película de infectados que, del mismo modo que nos enseñó el maestro George Romero, utiliza a los muertos vivientes para hablarnos de cómo somos y la realidad que nos rodea. Dicho ésto, Infección es una película que no se posiciona en un sentido político determinado tal como se puede pensar antes de ver la película, sino que opta por hablarnos de las personas, de reflejar a través del género fantástico la crisis humanitaria que se vive en Venezuela.

Pero más allá de estas intenciones, Infección es una película muy festivalera que sin duda va a gustar a los que busquen una experiencia terrorífica y con mucha acción. Se trata del debut al largometraje de Flavio Pedota, una película de bajo presupuesto que consigue superar sus dificultades con una historia que arranca con fuerza ya en el minuto 1 y que se desarrolla de un modo muy dinámico, explorando distintos escenarios medio derrumbados y situaciones marcadas, casi todas ellas, por los rabiosos y peligrosos infectados.



La película comienza en Caracas cuando un prisionero ruso es infectado por un virus que le convierte en un rabioso. Rápidamente el virus se extiende por el país desatándose el caos y la muerte, lo que hará que, el protagonista del filme, Adam Vargas, emprenda un peligroso viaje para encontrar a su hijo y protegerle.

La historia de Infectados está escrita a cuatro manos por el propio Pedota y Yeimar Cabra, y es una hibridación de las películas infectados con el drama familiar. No se puede negar que su desarrollo es explorado en multitud de filmes del género y que su resolución final pedía algo más de descaro y atrevimiento, pero al fin y al cabo Infección no pretende reinventar nada, y no se le puede negar que su exploración del territorio venezolano a ritmo de road movie por entornos rurales y urbanos, junto con los ataques de infectados en exteriores e interiores, acaban generando un survival correcto y emocionante. Personalmente, echo en falta algo más de mala leche, menos sobriedad, y tomar así un rumbo descarado que le otorgue más personalidad en este terreno explorado hasta la saciedad en la serie B, como es el cine zombie-infectados.



Y los que piensen que pueda haber una falta de recursos, que nadie se piense que Infectados no es generosa con la sangre. Lo es, hay muertes, heridas y unos infectados maquillados que se ven muy resultones. Además, los hay bastantes, a los que deberán enfrentarse un reparto de actores encabezados por Rubén Guevara, Leónidas Urbina, Magdiel González y la australiana Genna Chanelle Hayes (Charlie’s Farm), que les exige físico, dramatismo y acción.

Infección es una película que no pide proezas cinematográficas, un final pasado de rosca o grandes estrellas del cine. Cumple con lo poco que tiene, que es voluntad por hacer pasar un buen rato al sector del público más fiel al género de terror, apostando fuerte por un ritmo que nunca decae a base de dinamismo escénico y situaciones de terror, y un trasfondo de denuncia social muy interesante que nos habla de la actual Venezuela. Cine para coger las palomitas y disfrutar, porqué a veces, ¿para qué más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario