Sitges 2019: Entrevista a Flavio Pedota, director de 'Infección' - La Zona Muerta - Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Breaking

La Zona Muerta  -  Cine de Terror, Manga y Asesinos en Serie

Cine de terror, Manga, asesinos en serie

sábado, 26 de octubre de 2019

Sitges 2019: Entrevista a Flavio Pedota, director de 'Infección'

Infección es la primera película venezolana de terror presentada en el Festival de Sitges, tras 52 ediciones del evento


Infección se ha convertido en la primera película venezolana de género de terror que ha sido presentada en el Festival de Sitges. Y no estamos hablando de un festival menor, estamos hablando de un festival de cine que acumula 52 cumpleaños, por lo que la llegada de Infección a Sitges es un hito importante para el cine latinoamericano y más concretamente para Venezuela. Su director es Flavio Pedota, un cineasta joven, apasionado del género fantástico, y que ha hecho de Infección su opera prima.

La presentación de Infección en Sitges pudo verse incluida en una maratón nocturna, acompañada de otros títulos como Rabid de las hermanas Soska, Blood Quantum y Shed of the Dead. Una maratón de películas de zombis e infectados que se realizó en la jornada más popular de todo el festival, debido a que por las calles de Sitges imperaban los zombis por la emblemática Sitges Zombie Walk. Al día siguiente, y con pocas horas de sueño, pudimos entrevistar al director de Infección, a Flavio Pedota.

(Flavio Pedota)


-En la presentación de Infección en Sitges hubo algo de confusión por si la película es venezolana o mexicana. ¿Como debemos considerarla?

La película es hecha enteramente en Venezuela pero cuando tenía que hacer el montaje me afectó de pleno la crisis del país y no tenía los recursos para terminarla. Por suerte, el fotógrafo de la película era mexicano y me dijo que conocía a un productor en México que me podría ayudar a hacer la postproducción. Decidí migrar a México y allí pude terminarla. Por eso el equipo de postproducción es mexicano y luego está el equipo de producción y realización que es venezolano.


-La información que nos llega de Venezuela es que el país está inmersa en un a fuerte crisis económica y social. Cuéntame como fue la experiencia de rodar una película en la actual Venezuela?

Más allá de ésto que comentas, y de la inseguridad, los cortes eléctricos y los desabastecimientos, pues surgieron unas dificultades extras. Rodamos en carreteras alternas y en un radio de unos 25 km, es decir, que tuvimos un ambiente “controlado” de la situación y nos pudimos enfocar en la realización de la película. Yo creo que el mayor reto que tuvimos fue la veracidad de los infectados, porqué tratar de hacer una película de este tipo hay una linea muy delgada que cruza a la sátira y a la comedia.


-George Romero nos dijo que los zombis tenían que servir para hablarnos de otros temas. Esto era algo importante para ti a la hora de escribir la película, de que la gente pudiera extraer ideas sobre la actual situación socio-política del país?

Si, es que los que conocemos el género sabemos que los zombis significan algo. Yo simplemente lo que hice fue darle un contexto a la epidemia en un país que tiene muchísimos problemas. Partiendo de aquí, hay una historia muy importante que unos médicos tratan de resolver y además de intentar salvar a sus familiares, pero todo en una situación de país muy compleja, donde no hay información, no hay medios de comunicación, no hay Internet, etc. Esto pone encima de la mesa otros temas que lo hace todo más difícil para los protagonistas. Yo no quería omitirlo, porqué perdería la esencia de los zombis en la película.


-De hecho, antes de ver la película me preguntaba si Infección tendría una postura a favor o en contra de Maduro, pero al final la película deja claro que se centra en las personas, en la crisis humanitaria. ¿Tu intención era ésta?

Yo soy opositor a Maduro, no hay un hueso de mi cuerpo que sea afín a Maduro (risas). Lo que hice en la película fue mostrar en una situación hipotética que es lo que pasaría si ocurriera una situación como la que planteo. Llevamos 20 años de chavismo, y yo no conozco otra Venezuela que no sea la del chavismo, entonces, qué pasaría si hubiera zombis en Venezuela? ¿Qué harían ellos? Lo primero que harían es desmentir, decir que el imperio nos está tratando de invadir, que los Estados Unidos nos está atacando, y todo este discursos que siempre repiten. Entonces, yo simplemente lo puse ahí como una hipótesis de lo que pudiera pasar y es un reflejo de la ineficiencia por la crisis.



-En Infección participa la actriz Genna Chanelle Hayes, de origen australiano. ¿Cuando le propusiste un rodaje en Venezuela cual fue su respuesta?

Ella es aventurera. Yo la conocí cuando estudiaba en Los Ángeles en 2012 y allí hicimos una buena amistad. Allí le dije que el día que grabara mi película le avisaría, que quizás no tendría dinero pero que yo la avisaría igualmente. Ella me dijo que sí, que quería participar (risas), y nada, todo se desarrolló sin problemas en el rodaje. Solo se molestaba un poco porqué no podía salir de la casa donde se hospedaba porqué era peligroso, ya que no hablaba español, y estábamos en una zona retirada que era preferible prevenir. Pero fue divertido. Además su personaje es muy divertido también, porqué para la gente que vive en Venezuela ella representa muchísimo, ya que la crisis en el país lleva tanto tiempo activa que los venezolanos siempre pensamos que algún día va a venir la ONU, los Cascos Azules o alguien que nos va a salvar.


-Imagino que no tuvisteis ningún tipo de apoyo institucional, no?

Para nada, Infección es una película independiente y también queríamos que así fuera. Bueno, cuando solicité indumentaria militar al ejército me dijeron “los militares ganan o pierden?”, y yo les dije “no, los militares pierden”, y su respuesta fue que los militares no pueden perder. Sabes, este tipo de cosas me respondieron. Cosas políticas, nefastas. Yo solo quería que me prestaran una tienda de campaña y un camión, pero no, era demasiado, lo hicimos en 3D y nos aliviamos un montón. Resolvimos la película con mucha creatividad a pesar del poco dinero del que disponíamos.


-¿Finalmente Infección será estrenada en Venezuela?

No, antes de ayer [03/10/19] ya anunciamos que la película fue censurada, no le dieron el registro para ser exhibida en cines. Nosotros lo intentamos, pero bueno, igualmente será estrenada en ocho países de Latinoamérica.


-¿Y qué reacción crees que tendrá el público venezolano el día que vea Infección?

Yo creo que la va a disfrutar mucho. Primero porqué es un género que allí nadie ha explorado, y segundo porqué ya era hora. Ya era hora de una historia emocionante así, de ver algo de este tipo en nuestra tierra y con nuestros paisajes. Porqué que bonito es ver nuestras montañas con todas esas cosas ficticias, y sentir esa emoción del “que pasaría...”, “que miedo...”, de como reaccionaría cada uno al ponerte a pensar en la hipótesis de lo que sucedería con una invasión de infectados en Venezuela. Yo me escondería en mi casa y luego me subiría al techo y los mataría desde arriba, y eso es lo divertido de los zombis. Y los pocos venezolanos que han visto Infección en festivales su respuesta ha sido genial, todo el mundo sale muy feliz de la sala.


-Se nota que eres fan de los zombis.

Yo si, cuando vi mi primera película de zombis me dije “Dios mío, que es esto tan increíble” (risas). Creo que fue la de Tom Savini, el remake de La Noche de los Muertos Vivientes, la que se esconden en la casa, y no sé, los zombis tienen algo fascinante que la verdad es que es difícil no fascinarse con ellos.


-Ya que has retrocedido al pasado, me pregunto como ha sido la escena del cine de terror en Venezuela con el chavismo. Quisiera saber si hay festivales de cine, si la censura se ha consolidado, o simplemente se limitan los estrenos en salas comerciales como ha ocurrido con Infección.

No, no hay festivales de género. Con la crisis ha afectado todo, pero en todo caso ahora hay una nueva ola de cineastas y me ha tocado estar en festivales con otra película venezolana, que se titula El Silvón, y también hay otra que se llama El Vampiro del Lago. Estas dos películas junto a la mía se producieron en apenas dos años de diferencia. En total tres películas de género fantástico y de terror venezolanas que han estado en festivales y se han estado moviendo, y esto es algo que me enorgullece mucho porqué esta generación nueva de cineastas de 30-35 años está haciendo un cine fantástico que no se había explorado en Venezuela. Antes también salió La Casa del fin de los Tiempos, pero bueno, yo creo que en el futuro saldrán muchos otros cineastas venezolanos que van a estar explorando el género. Concretamente desde el 2000 en adelante no habíamos visto nunca nada parecido. De hecho, Infección es la primera película venezolana que se ha sido presentada en Sitges, y esto está muy bien.


-Y de cara al futuro tu idea es seguir con el género fantástico o quizás prefieres explorar otros géneros?

Si, tengo una película de ciencia ficción que termina en horror psicológico, porqué yo pienso que toda ciencia ficción buena debe terminar en un horror, como 2001: Odisea en el espacio. Yo soy muy amante del cine de género, pero creo que cuando eres un apasionado del cine también eres apasionado de las historias, aunque algunas no sean necesariamente de género fantástico, pero ahora mismo tengo mi corazón más pegado a este género que a otros como la comedia, por ejemplo. Estoy en un momento de mi vida que lo veo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario