[Crítica] 'Hosts' - Adam Leader, Richard Oakes, 2020 - LaZonaMuerta.com | Noticias de cine de terror independiente

Breaking

domingo, 11 de octubre de 2020

[Crítica] 'Hosts' - Adam Leader, Richard Oakes, 2020


-DIRECCIÓN: Adam Leader, Richard Oakes

-GUIÓN: Adam Leader, Richard Oakes

-AÑO: 2020

-DURACIÓN: 89 min.

-PAÍS: Reino Unido

-MÚSICA: Benjamin Symons

-FOTOGRAFÍA: Richard Oakes

-REPARTO: Neal Ward, Nadia Lamin, Frank Jakeman, Samantha Loxley

-PRODUCCIÓN: Odin's Light, Dark Fable Media






Queda claro de que cada vez más las tradiciones quedan alteradas por la adaptación de los tiempos a las nuevas tendencias culturales y sociales. Las familias de hoy son un ejemplo de como de complicado puede ser realizarles un árbol genealógico. Hosts es una película que aprovecha esta situación, de como los tiempos actuales están atentando contra la tradición de las familias judeo-cristianas, concretamente en la fecha más sagrada del calendario, la Navidad.


Y en Navidad hay algo relevante astrológicamente hablando: se celebra el solsticio de invierno, que es cuando el Sol está más lejos de la Tierra. Hosts nos cuenta que en este periodo los demonios aparecen a la Tierra en forma de ángeles de luz con la intención de corromper la tradición y la familiaridad, una misión que conlleva horror y violencia. Con esto, unos vecinos poseídos por esos demonios acuden a cenar por Nochebuena a casa de los vecinos, y en breve empieza a desatarse la sangre y la muerte.



Toda esta argumentación que justifica la historia de Hosts no es nada fácil de captar. Sus directores, Adam Leader y Richard Oakes, que también han escrito el guion, apenas ofrecen información sobre el “que” y el “porqué” de los actos salvajes de la pareja de vecinos, ni tampoco el origen de las lucecitas demoníacas que poseen a las personas. Simplemente aparecen y ya está. ¿Qué motiva a ambos vecinos/demonios a desatar el mal? ¿Corromper la familiaridad? ¿Disfrutar con el sufrimiento de sus víctimas? ¿Y de donde salen estos demonios en forma de luces brillantes? Las respuestas en Hosts destacan por su ausencia.


A pesar de la falta de argumentos en Hosts, no negaremos que algunos de sus diálogos son capaces de captar la atención del espectador y hasta jugar con sus expectativas. Y es que, a pesar de todo, Hosts no se hace aburrida en ningún momento. Todo fluye a base de diálogos entre familiares que poco a poco destapan una cierta hipocresía entre ellos, y es que, ya sabemos, en las navidades nos gusta sonreír, y la película se beneficia narrativamente de ello. Cabe decir que Hosts es también una película de terror, y entre esos diálogos obviamente también hay momentos de tortura física y psicológica generadas por los vecinos. Todo este desarrollo de la narración entre conversaciones y estallidos de violencia, está bien interpretado por los actores principales, destacando sobretodo Nadia Lamin, que está brillante de principio a fin.


Tema aparte ya son las escenas de violencia en sí, que abundan y resultan dolorosas de ver. Poca broma con las DOS escenas gore de la película, porqué ambas arrancarán ampollas al espectador. Y se consigue esta brutalidad gracias a un buen trabajo de planificación por parte de Adam Leader y Richard Oakes, en que juegan con el ritmo narrativo y con las expectativas del espectador, para acabar dando la puñalada al espectador allá donde más puede dolerle.


Hosts es una home invasion con posesiones demoníacas que resulta entretenida, pero es de mala digestión. Demasiadas preguntas sin respuesta que hacen navegar al espectador sin un rumbo definido, solamente haciéndole disfrutar de las numerosas escenas de tortura física y psicológica de la película, así como de algunos diálogos con cierto ingenio. Lo que sí es innegable es que este dúo de directores debutantes como son Adam Leader y Richard Oakes tienen cosas que decir, talento por explotar, y pasión por el género de terror.


No hay comentarios:

Publicar un comentario