[Crítica] 'Lucky' - Natasha Kermani, 2020 - LaZonaMuerta.com | Noticias de cine de terror independiente

Breaking

domingo, 11 de octubre de 2020

[Crítica] 'Lucky' - Natasha Kermani, 2020

 


-DIRECCIÓN: Natasha Kermani

-GUIÓN: Brea Grant

-AÑO: 2020

-DURACIÓN: 81 min.

-PAÍS: Estados Unidos

-REPARTO: Brea Grant, Kristina Klebe, Chase Williamson, Dhruv Uday Singh, Kausar Mohammed, Leith M. Burke

-PRODUCCIÓN: Epic Pictures







Los patrones de la violencia machista se distinguen mejor dependiendo del sexo al que se pertenece. Un hombre nunca será capaz de entender con exactitud la violencia a la que se ve expuesta una mujer a diario, y sea desde el tópico más visible de la violencia física hasta los micromachismos más socialmente integrados a nuestro día a día. Es una lucha diaria, y que Lucky, dirigida por Natasha Kermani partiendo de un guion de Brea Grant, se encarga de trasladar metafóricamente al cine a través del slasher.


La historia sigue a May, una escritora de éxito que escribe sobre consejos empresariales, motivación y emprendeduria femenina. Cada noche un desconocido enmascarado intenta entrar a su casa para asesinarla, pero May decide plantar cara y le asesina. Pero una vez muerto el cuerpo desaparece, y vuelve a aparecer al día siguiente con el mismo objetivo, y así sucesivamente van pasando los días sin que el asesino llegue a morir nunca, pese a sus horribles heridas. Por su parte, el marido de May (Dhruv Uday Singh), de origen árabe por cierto, no se muestra alterado con lo sucedido y le da una cierta normalidad a la situación.


La película reproduce algunos de los patrones de la violencia machista a través del slasher, buscando así una metáfora que consideramos demasiado evidente. Su ejecución es redundante, siempre la misma situación del asesino enmascarado que ataca, muere, y al día siguiente vuelve. Todo hasta llegar a un desenlace que aparta toda esta redundancia para hacer más reveladora la metáfora de Lucky. Este final, cinematográficamente hablando, es más ambicioso que todo lo visto anteriormente, con un trabajo más elaborado en fotografía y realización, desmarcándose así del simpleza narrativa propia de un telefilme que tiene la película durante demasiado rato.



Brea Grant, además de escribir el guion también protagoniza Lucky. Lleva todo el peso de la película, y a pesar de ello se la ve cómoda en un trabajo que le exige dramatismo y físico. Y es que el guion pide a su personaje no caer en los tópicos de las mujeres gritonas, para así dejar de lado a la habitual victimización y posterior empoderamiento femenino para pasar a ser, simplemente, una mujer que defiende lo suyo, que reivindica y protege su patrimonio. Hay que dejar claro que su personaje no es el típico de final girl.


Lucky es una metáfora que disecciona los mecanismos de la violencia machista a través del slasher. Una mujer podrá entender y disfrutar más de la película que un hombre, pero los hombres seguro que algo aprenderemos. Cinematográficamente, su desarrollo es simple y hasta cercano al telefilme, excesivamente redundante en fórmula y estancado durante demasiado tiempo en la parte central de la película. No obstante, por extraño que pueda parecer, Lucky no se hace aburrida en ningún momento, y su final, aunque previsible, emplea más ambición y estilo. Lucky es una película correcta con una metáfora interesante a través del slasher. Lástima que todo se vea demasiado correcto.


1 comentario:

  1. "de origen árabe por cierto"... no he entendido la referencia a sus orígenes, bastante racista por tu parte. Si el marido fuera de cualquier otro origen, la película sería exactamente igual y los personajes también.

    ResponderEliminar